Tipos de hipoacusia y grados de hipoacusia

Existen distintas modalidades y niveles de perdida auditiva. Te contamos cuáles son para que comprendas mejor esta condición.


La hipoacusia es una disminución de la capacidad auditiva que afecta al oído y existen diferentes tipos y grados de pérdida auditiva . Los grados de hipoacusia hacen referencia al nivel de pérdida que se presenta. Los tipos de hipoacusia , por otro lado, pueden clasificarse según las causas que la generan, las partes del oído que se ven afectadas, así como otros criterios que veremos a continuación.


Degrees of hearing loss

La pérdida de audición se mide en decibelios (dB), que representan el nivel de sonido mínimo a los que puede oír una persona. Se considera audición normal al nivel de audición que se sitúa dentro del umbral de entre 0 y 20 dB. Es a partir de los 20dB que se puede empezar a considerar hipoacusia. Superado este umbral, esta se empieza a catalogar de la siguiente manera:

  • Hipoacusia leve : incluye pérdidas auditivas de entre 20 y 40 dB. Quienes la padecen presentan dificultades para oír sonidos lejanos o suaves, susurros, o entablar conversaciones en ambientes ruidosos.

  • Hipoacusia moderada : se refiere a una pérdida auditiva de entre 40 y 70 dB. A estos niveles puede representar un obstáculo para mantener conversaciones normales, incluso en ambientes tranquilos.

  • Hipoacusia severa : pérdida auditiva que oscila entre los 70 y 90 dB. Sólo se perciben voces fuertes emitidas a distancias cercanas. A partir de este nivel de hipoacusia, y en adelante, se puede denominar a la patología como sordera.

  • Hipoacusia profunda : la pérdida de audición supera los 90dB. Únicamente se pueden llegar a escuchar ruidos ambientales muy fuertes, y la pérdida de escucha de la palabra hablada es total.

  • Anacusia : es la pérdida total de la audición.


Types of Hearing Loss

Además del grado de intensidad en que se presentan, los tipos de hipoacusia pueden clasificarse de acuerdo a diferentes criterios. En su presentación clínica, adoptan formas muy complejas, con diversas combinaciones en sus características.

Según las distintas partes del oído

Esta clasificación remite a la parte del oído a la que afectan. Siguiendo este parámetro, se distinguen:

  • Hipoacusia conductiva o de transmisión : En estos tipos de pérdida auditiva, el daño se presenta en los elementos conductores de los sonidos hacia el oído interno, en las zonas del oído medio o externo. Es causada por enfermedades u obstrucciones, y nunca se alcanzan pérdidas auditivas de más de 60dB. En estos casos, la pérdida es de tipo estrictamente cuantitativo, por lo que no se pierde la inteligibilidad de las palabras. Quienes la padecen suelen hablar en voz baja, ya que el tapón generado por la obstrucción genera un efecto de resonancia que da al paciente la sensación de estar hablando a un volumen elevado. Si bien dependen de las causas, en su gran mayoría resultan curables. La acción terapéutica puede abarcar desde un lavado de oído hasta cirugías de alta complejidad.

  • Hipoacusia neurosensorial o perceptiva : se denomina hipoacusia neurosensorial a aquellos casos en que se presenta un daño en el oído interno o en los nervios que lo conectan con el cerebro. Es el tipo de hipoacusia más frecuente, ya que representa aproximadamente el 90% de los casos en adultos. Quienes la sufren suelen presentar problemas muy característicos. Un ejemplo de esto son los acúfenos , es decir, la percepción de ruidos o sonidos sin que exista un estímulo acústico del exterior. Otro problema corriente es la molestia causada por sonidos intensos, denominada algiacusia , que puede presentarse en niveles muy tenues pero llegar a causar dolores auditivos intensos. Además, quienes padecen de hipoacusia neurosensorial suelen tener una voz que resulta poco armoniosa y altisonante, al verse disminuida la capacidad de autoescucha. Existen distintos tipos de hipoacusia neurosensorial , la neurosensorial coclear que hace referencia a aquella cuya lesión se sitúa en la cóclea o caracol; y la neurosensorial retrococlear , cuando la lesión es neuronal y recae sobre el nervio auditivo. Los casos de hipoacusia neurosensorial suelen ser de carácter permanente e irreversible. De todos modos, existen tratamientos y aparatos que pueden utilizarse para mejorar la capacidad auditiva y frenar el deterioro. Los resultados de los tratamientos de rehabilitación auditiva son extremadamente variables, y dependen de una serie de factores como sus causas, su profundidad, o la edad del paciente, entre otros.

  • Hipoacusia mixta : hablamos de hipoacusia mixta cuando se presentan daños tanto en los órganos conductivos como en el sistema neurosensorial. La hipoacusia mixta suele representar un nivel de daño mayor ya que se combinan problemas presentes en varias zonas del aparato auditivo.

  • Hipoacusia central : se denomina hipoacusia central a aquella en que la lesión se centra exclusivamente en los centros auditivos del cerebro.

Según las distintas causas de perdida de audición

Otro tipo de clasificación mediante el cual se pueden determinar los tipos de deficiencias auditivas es su etiología. Es decir, sus causas. Se distinguen las siguientes categorías:

  • Hipoacusia genética : las lesiones hereditarias pueden presentarse de manera prenatal, al nacer o tardíamente, tanto en la niñez como en la vida adulta.

  • Hipoacusia no genética o adquirida : este tipo de lesiones también puede presentarse de manera prenatal, perinatal o post natal. Esto implica que el hecho de que una hipoacusia sea congénita, es decir que aparece desde el nacimiento de la persona, no necesariamente significa que esta sea hereditaria, sino que puede deberse a lesiones que surgen durante el embarazo o el proceso de parto.

Otras clasificaciones de hipoacusia

  • La hipoacusia puede ser unilateral o bilateral , dependiendo de si afecta a un oído o ambos, y bilateral simétrica o asimétrica , según se presente en ambos oídos en el mismo grado o varíe en cada uno.

  • Según su momento de aparición , la hipoacusia puede ser:

    • Prelingual : en los casos en que aparece entre los 0 y los 2 años, cuando aún no se ha desarrollado el lenguaje.

    • Perilingual : entre los 2 y 5 años.

    • Postlingual : cuando ya existe un lenguaje consolidado.

  • Según asociación :

    • Sindrómica : en aquellos casos en que está combinada con otras anormalidades diferentes al oído.

    • No sindrómica : solo aparece hipoacusia.

  • Según su desarrollo puede ser progresiva , si se desarrolla lentamente a lo largo del tiempo, o súbita , si aparece instantáneamente o en un período corto de tiempo.

  • Según las frecuencias afectadas se distinguen las hipoacusias que afectan a las frecuencias bajas (<500 HZ), a las frecuencias medias (501-2.000 Hz), y a las frecuencias altas (>2.000 Hz).