Causas de Hipoacusia


En algún momento de nuestra vida, todos empezamos a perder la capacidad auditiva. Esta pérdida de audición comúnmente se produce por causas naturales (envejecimiento). El sistema auditivo natural se degrada con el tiempo produciendo una pérdida auditiva a partir de entre los 30 y 40 años, en edades avanzadas más de la mitad de las personas sufren de problemas auditivos que los pueden llevar a la necesidad de un complemento de audición para poder escuchar la vida con mayor naturalidad. Aun cuando estamos en presencia de personas con alguna disminución auditiva hay que destacar que muchas de ellas continúan su vida de una manera activa, algunas inclusive continúan expuestas a ruidos intensos que aumentan su pérdida auditiva.


Como personas activas comúnmente nos movemos en lugares con ruidos. El ruido está presente en los ambientes de trabajo como también en lugares de esparcimiento que son comunes para todos. Escuchar música a elevada intensidad en discotecas o simplemente escuchar música con nuestro celular puede ser un disparador para iniciar una pérdida auditiva que puede ser irreversible. Estos dispositivos emiten sonidos de alta intensidad poniendo así en riesgo la integridad auditiva de las personas que lo utilicen a exponer sus oídos a estos volúmenes.


Otro de los motivos que pueden producir una hipoacusia son enfermedades, infecciones o consumo de medicamentos. Estas enfermedades pueden ser hereditarias o también generadas por algún daño en los oídos o lesiones graves de cabeza.