El Oído

El oído es un órgano del cuerpo humano muy sensible y avanzado. La función del oído es transmitir el sonido al cerebro a través de sus distintas partes: el oído externo, el oído medio y el oído interno. La tarea principal es por tanto detectar, transmitir y convertir el sonido en impulsos eléctricos. Otra función importante es mantener nuestro sentido del equilibrio.

La mejor forma de describir el funcionamiento del oído es mostrando la ruta que siguen las ondas sonoras en su trayectoria a través de este órgano.

Las ondas sonoras viajan desde el oído externo y a través del conducto auditivo, haciendo que el tímpano vibre. A su vez, esto hace que los tres huesecillos, conocidos como martillo, yunque y estribo del oído medio se muevan. Estas vibraciones pasan a través de la ventana oval al fluido de la cóclea del oído interno, estimulando miles de pequeñas células ciliadas. Estas vibraciones pasan a través del fluido de la cóclea del oído interno estimulando miles de pequeñas células ciliadas. Como resultado estas vibraciones se transforman en impulsos eléctricos que el cerebro percibe como sonido.