Grados de hipoacusia

La hipoacusia o pérdida de audición se clasifica en una variedad de categorías dependiendo del umbral de audición de la persona. Las hipoacusias pueden ser: leve, moderada, severa, profunda.

Pérdida de audición leve

Las personas que presentan pérdida de audición leve, tienen algunas complicaciones para participar de conversaciones en intensidades bajas, ambientes con ruidos y en situaciones en las que el interlocutor se encuentra distante. El sonido más débil que pueden percibir personas con este grado de pérdida auditiva está entre los 25 y los 40 dB.

Pérdida de audición moderada

Las personas que presentan pérdida de audición moderada, no logran escuchar sonidos suaves ni moderadamente intensos. La comprensión verbal es bastante difícil si existe ruido en el ambiente. El sonido más débil que pueden percibir personas con este grado de pérdida auditiva está entre los 40 y los 70 dB.

Pérdida de audición severa

Las personas que presentan pérdida de audición severa, necesitarán de algún dispositivo de ayuda auditiva. La comunicación debe realizarse en un tono alto. Las conversaciones en grupo sólo son posibles con mucho esfuerzo. El sonido más débil que pueden percibir personas con este grado de pérdida auditiva está entre los 70 y los 95 dB.

Pérdida de audición profunda

Las personas que presentan pérdida de audición profunda, necesitarán de algún dispositivo de ayuda auditiva de altas prestaciones. La comunicación se logra con el apoyo de la lectura labial como también de la lengua de señas. El sonido más débil que pueden percibir personas con este grado de pérdida auditiva debe ser superior a los 95dB.